viernes, 15 de noviembre de 2013

Resultados del estudio "Effects of an APN In-Home Health Consultation Program for Community-Dwelling Persons Aged 80 and Older"

    Continuamos hoy resumiendo los resultados que se obtuvieron una vez realizadas la intervenciones del estudio "Effects of an APN in-Home Health Consultation Program for Community-Dwelling Persons Aged 80 and Older"

     Como dijimos anteriormente de las 461 personas que decidieron participar en el estudio y tras la aleatorizacion y creación de dos subgrupos formados por 231 personas pertenecientes al grupo donde se iban a realizar las intervenciones y 230 al grupo control, al finalizar el estudio, 22 personas lo abandonaron, 11 fueron admitidas en centros geriátricos de larga estancia y 15 fallecieron, siendo la edad media de los participantes, de los cuales eran mayoritariamente mujeres, que vivían sólos, tenían estudios universitarios o formación profesional y disfrutaban de una buena posición financiera.

     Tras realizar la intervenciones y pasar el cuestionario de valoración se obtuvieron los siguientes resultados:

         a) Calidad de vida.

      La calidad de vida percibida por las personas de los grupos a estudio era más alta en comparación con las personas del mismo grupo de edad de la población germana, en el que casi 2/3 la calificaron como buena o excelente, mientras que un 30% afirmaban tener dolor regularmente y 27% ocasionalmente, un 45% referían tener alteraciones del patrón del sueño, 42% experimentaban síntomas cardiopulmanres y un 95% tomaban medicación.

      Tras obtención de los datos y partiendo de la hipótesis "que las intervenciones de Enfermería podrían mejorar al menos algunos aspectos en la calidad de vida de los participantes, el análisis multinivel, mostró un patrón irregular... en el que no era posible inferir una clara relación general acerca de las diferentes variables físicas, psicológicas, sociales o ambiantales en la calidad de vida, entre el grupo control e intervención tras realizar las intervenciones".

b) Problemas agudos.

En cuanto a la presentación de problemas agudos de salud, si se apreción una diferencia estadísticamente significativa entre el grupo control y el de intervención, siendo los principales problemas de salud agudo de carácter ortopédico-traumatológico, cardiovasculares, gastrointestinales, reumáticos y neurológico que se presentaron más comumente en los dos grupos.

c) Incidencia de caídas.

     Los autores de este estudio, aclaran que en el año anterior al estudio un 37% de los participantes sufrieron una redución de la mobilidad y un 40% sufrieron al menos una caída, no encontrándose diferencia significativa de este evento entre grupo control e intervención en este periodo, así como en el porcentaje de participantes que paseaban más de 30 minutos al día, mientras que sí se reveló un número significativamente menor del número de caídas entre el grupo de intervención frente al de control, así como las complicaciones frecuentes de las mismas como fracturas, hematomas, heridas abiertas o dolor durante varios días, tras las intervenciones.

     d) Utilización de los proveedores de salud.

     En cuanto a la uso de los Sistemas de Salud, un 33% de los participantes fueron hospitalizados, al menos una vez el año anterior al estudio, no presentando diferencias estadísticas significativas en el número de hospitalizaciones entre los grupos del estudio en diferentes periodos de tres meses, aunque si que hubo un número significativa menor de hospitalizaciones en el grupo de intervención frente al de control.

    Finalmente decir que, el análisis multinivel reveló un bajo número de consultas a farmacéuticos en el grupo de intervención frente al de control, no apreciándose diferencias significativas entre los dos grupos de salud en el uso de los servicios de salud prestados por los médicos de familia, enfermeras de salud comunitaria, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales durante las intervenciones que se llevaron a cabo durante los 9 meses del estudio.
Publicar un comentario en la entrada