martes, 12 de abril de 2011

Competencias culturales y espirituales básicas de los Nurse Practitioners en Atención Primaria

Finalmente para finalizar de hablar de las competencias básicas en todos los dominios de la práctica profesional de los Nurse Practitioners vamos a hablar de las competencias culturales que éstos profesionales tienen que poseer y que son las siguientes:

a) competencias culturales:

1. muestra respeto por la dignidad inherente de todo ser humano, cualquiera que sea su edad, género, religión, clase socioeconómica, orientación sexual y etnia,

2. acepta los derechos de los individuos a elegir los proveedores de cuidados, participar en los cuidados y rechazarlos,

3. reconoce sus prejuicios personales y evita que éstos interfieran en la calidad de los cuidados prestados de las personas con diferentes creencias y estilos de vida,

4. reconoce cuestiones culturales e interacciona con los pacientes de otras culturas de manera sensible,

5. incorpora preferencias culturales, creencias y comportamientos de salud, y prácticas tradicionales dentro del plan de gestión,

6. desarrolla materiales educativos para el paciente que se ocupa de las creencias y el lenguaje de los pacientes,

7. accede a los recursos culturales apropiados para proporcionar cuidados a los pacientes de otras culturas,

8. asiste a los pacienes para acceder a los cuidados de calidad dentro de una cultura dominante

9. y desarrolla y aplica un proceso para evaluar las diferencias creencia y preferencias y toma esta diversidad en cuenta cuando planifica y proporciona los cuidados.


b) Competentcias espirituales:

1. respeta el valor y la dignidad inherente de cualquier peresona y el derecho de expresar sus creencias espirituales,

2. asiste a los pacientes y familias para cumplir sus necesidades espirituales en el contexto de las experiencias de salud/enfermedad, incluyendo en lo referente a los servicios religiosos,

3. evalua la influencia espiritual de los pacientes en los comportamientos y los prácticas de los cuidados de salud,

4. incorpora las creencias espirituales de los pacientes apropiadamente en los planes de cuidados,

5. proporciona información apropiada y oportuna a los pacientes y a sus familias para discutir con ellos sus deseos para toma de decisiones al final de la vida y los cuidados

6.  y respeta los deseos de los pacientes y familias en lo que se refiere a la expresión de sus creencias espirituales.


Publicar un comentario en la entrada