lunes, 8 de agosto de 2011

Pensamiento Clínico de los Enfermeros en Práctica Avanzada

Después de haberos hablado en la anterior entrada del “Conocimiento” (Knowledge) hoy os quiero hablar del “Pensamiento Clínico” (Clinical Thinking).

El Razonamiento Clínico, junto con el Conocimiento Clínico aporta a los proveedores de salud con específicas observaciones, percepciones, eventos y actos, la comprensión de lo que está ocurriendo,  mediante el uso de los procesos cognitivos que desde la lógica, consideran la evidencia y explicaciones alternativas.

En estas situaciones los Enfermeros en Práctica Avanzada pueden usar una práctica reflexiva para acortar, a través de la intuición, la mejor comprensión de los componentes y identificar nuevos puntos de vista.  Con la experiencia, los Enfermeros Avanzados son capaces de agrupar estos nuevos retos e incorporarlos a su experiencia de aprendizaje para que retrospectivamente y deliberadamente, poder usar la información en el siguiente caso relevante.

Los Enfermeros en Práctica Avanzada tienen la habilidad de explorar rápidamente situaciones y identificar información destaca y relevante, así como son capaces de eliminar juicios sobre sus propias convicciones arraigadas, tales como afirmar que “es un paciente difícil” o “el paciente sólo quiere medicamentos o drogas”. Esta habilidad permite garantizar la objetividad mayor posible en los cuidados de los pacientes. Apoyándose en sus percepciones, observaciones y evaluación de sus habilidades, los Enfermeros en Práctica Avanzada activan rápidamente una o más líneas de razonamiento con respecto a lo que está pasando, centrándose más en la evaluación para determinar cuál es la explicación que se encuentra más a la mano. En la implementación de soluciones, estas líneas de razonamiento pueden ser informales, teorías personales sobre situaciones específicas de los pacientes y testadas para mejorar las intervenciones clínicas y no las respuestas de los pacientes. A través de este proceso, los Enfermeros en Práctica Avanzada pueden aprender y modelar los roles del personal, para asistir a los profesionales de Enfermería, a tomar consciencia de sí mismos e invitar a la reflexión.  Un enfermero principiante necesita trabajar a través de situaciones de manera muy formal, lógica y deliberada sobre el uso del conocimiento educacional formal, enriqueciéndolo con el tiempo, mediante el conocimiento experimental.

Sabiendo que el paciente puede ser fundamental para el razonamiento crítico, perspicaz y preciso y cómo individuo con ciertos patrones de respuesta activados, los enfermeros experimentados detectan sutiles cambios en las condiciones del paciente, mediante:

·         El reconocimiento de los factores de riesgo que están presentes,
·         Detección rápida de indicadores de un problema,
·         Implementación de actividades preventivas,
·         Reconocimiento de datos atípicos e inespecíficos

Datos inespecíficos invitan a los expertos generar nuevas o hipótesis adicionales porque las observaciones corrientes y parámetros no permiten explicar el cuadro clínico. Por ejemplo, cuando la cara de un paciente tiene signos o síntomas inespecíficos, el enfermero genera hipótesis alternativas pertinentes del comienzo de las complicaciones o del empeoramiento del proceso de enfermedad.
Publicar un comentario en la entrada