domingo, 20 de febrero de 2011

Cuidando.es: La visibilidad de los cuidados. 24h-24p

Primero empezar diciendo que es un honor y un privilegio poder participar en la maratón de post, la visibilidad de los cuidados 24 horas-24 post.

Antes de ponerme a redactar este post, en mi cabeza a empezado un brain storming, en la que fluían una cantidad de ideas bárbaras sobre lo que yo entiendo por la visibilidad de los cuidados, o como dice Serafín, los cuidados que siempre están ahí pero que no siempre se ven. Cuales son estos cuidados de Enfermería?. Yo voy a centrarme unicamente del cuidado de Enfermeria que yo creo, que es el más importante e imprescindible que prestamos a nuestros pacientes y a sus familias: el acompañamiento. Yo he preferido centrarme en éste y dejar que el resto de mis compañeros que participan en esta maratón harán otras aportaciones a este tema, que seguro serán muy interesantes.

Y porqué es para mí el más importante el acompañamiento?. Una de las razones que creo que es de los más importantes, sino el que más, es porque el ser humano, en general, siempre ha tenido miedo a estar solo. Los enfermeros estamos siempre presentes en todos las fases de la vida y sobretodo en el proceso salud-enfermedad. Ya incluso cuando estamos en el vientre materno, ya tenemos a una enfermera y/o matrona que controla durante nueve meses que todo vaya bien, le da consejos, apoya, cuida... a nuestra madre, hasta el día de nuestro nacimiento, un momento muy bonito, pero al mismo tiempo muy duro y la animan para que nosotros podamos venir al mundo. Vamos respira!!, aguanta, otra contracción!!, empuja!!. Todavía recuerdo lo que yo lloré cuando mis dos hijas, Elena y Alba, vinieron al mundo. Siempre tienen una sonrisa, una palabra amable, un consejo, un apretón de manos... Yo que llevo casi 10 años trabajando en esta maravillosa profesión en hospitales, no me he levantado ni un sólo día sin ganas de ir a ver a mis pacientes, nunca he dejado de dedicarles una sonrisa, una palabra amable, incluso en los momentos personales difíciles que han ocurrido durante toda mi vida. Nos debemos a ellos y nos tienen para que, durante todo el tiempo que estamos juntos, les dediquemos todas las atenciones y cuidados que se merecen. Las enfermeras nos cuidan durante todas las fases de nuestra vida, desde la infancia, pasando por la adolescencia, la edad adulta y hasta que nos "hacemos mayores".

Los enfermeros debemos empatizar con los pacientes y prestarles ese apoyo tan necesario, incluso en los momentos más difíciles. Yo que he tenido la suerte de trabajar en un servicio de oncología,  y al que considero que es el  lugar donde más he aprendido tanto profesionalmente como personalmente, no sólo de los pacientes, sino de sus familias, amigos... Es duro afontar para el paciente, que el camino llega a su fin y para los familiares,  la pérdida de un ser querido. Tenemos que ayudarles para que pasen por las 5 fases del duelo que describe Kübler Ross: negación y aislamiento, ira, pacto, depresión y aceptación. A veces, no hacen falta palabras, simplemente una mirada basta para comprender los sentimientos y el sufrimiento de las personas. Mi experiencia en estas situaciones es la que más me ha enriquecido en todos estos años, por una parte, la añoro, aunque también reconozco que es duro. Incluso hoy, en la lejanía, cuando estoy escribiendo este post, sólo de pensarlo, se me ponen los pelos de punta.

Que podemos decir más sobre el acompañiento. Os habeis dado cuenta que siempre que vamos a un servicio de urgencias, a un centro de salud, un centro de especialidades, un hospital...el personal que siempre esta presente es el de enfermería? Día y Noche, 7 días a la semana, 365 días al año, incansables, siempre al pie del cañon. No hay un sólo momento del día en que no suene un timbre, un familiar o un paciente reclame la ayuda, el consejo, los cuidados de una enfermer@. Estás que siempre están ocupadas preparando su medicación, haciendo curas, repartiendo sus medicamentos, hablando con sus pacientes, pero no dudan un instante en acudir a la llamada de quienes les necesitan. Incluso fuera de su trabajo, no dudan en ayudar y socorrer a las personas que están en apuros, incluso muchas veces arriesgando sus propias vidas, es vocacional. La gente sabe que estamos ahí a cualquier hora y en todo momento y para mi eso es lo importante, al fin y al cabo los pacientes y sus familias lo que acaban recordando y agradeciendo, son el cariño, el respeto a la dignidad y la intimidad de las personas, los cuidados, la dedicación, nuestro apoyo emocional hacia ellos... Las personas quieren que les consideremos, como lo que son, personas y no como números de habitación, historia clínica, seguridad social, historias clínicas...

Como no quiero extenderme mucho más, para finalizar os pongo un video que encontrado en youtube de un anuncio de la serie americana Mercy, que describe muy bien para mí, sólo en las primeras secuencias del primer minuto aproximadamente del video y en unas pocas imágenes, qué es el acompañamiento y la dedicación que las enfermeras tienen con sus pacientes y su profesión. No cabe decir espero, que el resto del video es como si vieramos una telenovela y dista mucho de la realidad de lo que son los hospitales y los servicios de salud. Finalmente decir que espero que os haya parecido interesante y agradecerle de nuevo a Serafín Fernández Salazar y Antonio Jesús Ramos Morcillo que me hayan permitido participar en esta iniciativa tan enriquecedora y animar a todo el mundo a que escriba un post sobre la visibilidad de los cuidados.



Publicar un comentario en la entrada